sábado, 14 de agosto de 2010

La Ruta Arqueologica de El Salvador




La Ruta Arqueológica conduce por los principales sitios arqueológicos de El Salvador que conforman parte del Mundo Maya y remanentes de la época colonial. Incluye Joya del Cerén, San Andrés, Santa Ana, Chalchuapa, Tazumal, Casablanca y la Iglesia Santiago Apóstol.

El Salvador es un ineludible destino para los amantes de la arqueología por ser parte del Mundo Maya y contar con importantes sitios Arqueológicos entre los que se cuenta Joya de Cerén, un sitio declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO y que testifican el desarrollo de civilizaciones que habitaron el territorio de lo que hoy es El Salvador desde 1200 años aC.  

Sitio arqueológico de Joya de Cerén


Click here to find out more!
Joya de Cerén se encuentra en las proximidades de San Juan de Opico y Las Flores, departamento de La Libertad, en el centro-oeste de El Salvador.
Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1993, este lugar permite conocer la vida cotidiana de un pueblo maya agricultor de hace 1400 años (siglo VII), y el único conocido en El Salvador.
Era una pequeña granja que fue enterrada por 5 metros de ceniza volcánica durante la erupción del Laguna Caldera, por lo que ha sido llamada la Nueva Pompeya y la Pompeya de las Américas. Su estado de conservación es increíble.
Descubierta en 1976, cuando un tractor chocó con uno de los restos, las excavaciones están revelando información extremadamente valiosa sobre la vida cotidiana y doméstica de entonces.
Entre las 17 estructuras descubiertas, hay dos bodegas para alimentos y utensilios de trabajo como cuchillas de obsidiana y piedras de moler de reserva (sin utilizar).
Otras dos estructuras son cocinas, donde se han desenterrado cuchillas, piedras de moler, vasijas con restos de comida (frijoles, cacao y chiles), platos de barro y un fogón de tres piedras.
Las estructuras tienen varios nichos verticales y horizontales, y paredes pintadas de rojo y blanco. También se ha encontrado un jardín con maíz y maicillo, así como huesos de roedores y un pato. Todas tienen techo de paja. En los alrededores se han descubierto bajo la ceniza maizales cultivados. Todo se halla tal y como fue enterrado en el momento de la erupción.
  


Historia y descubrimiento
Alrededor del año 250 la grandes partes de la zona central y oeste de El Salvador fue soterrada bajo densas capas de ceniza provenientes del volcán Ilopango. El área fue abandonada y la evolución cultural del período preclásico tardío maya fue interrumpida por muchos siglos hasta que la ceniza se convirtió en suelo fértil.
El restablecimiento no comenzó sino hasta alrededor del año 400. El asentamiento de Joya de Cerén fue fundado antes de finalizar el siglo VI.
No mucho después, alrededor del año 600, Joya de Cerén fue destruida por la erupción de Loma Caldera, situado a menos de 1 km del asentamiento. Aunque la erupción afectó solamente unos 5 km², ésta enterró la aldea bajo 14 capas de ceniza la cual cayó en varias oleadas a temperaturas que oscilaban entre 100 y 500 ºcelsius,[2] protegiéndola contra los elementos. Se cree que los aldeanos lograron huir a tiempo, porque no se ha encontrado ningún cuerpo. Dejando atrás los utensilios, cerámica, y alimentos.
El sitio fue descubierto en 1976 cuando se preparaba el terreno para construir silos para el Instituto Regulador de Abastecimientos (I.R.A.). Se realizó el primer análisis en 1978 y 1980 por el Dr. Payson Sheets, profesor de antropología de la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos.
Los trabajos de excavación fueron interrumpidos por la Guerra Civil de El Salvador pero fueron retomados en 1989 hasta 1996.
Se han excavado 10 estructuras, habiendo otras más aún soterradas. Aún se desconocen los límites del sitio, pues en la actualidad se continua la prospección arqueológica.





Ruinas Mayas de San Andrés

La existencia de este sitio arqueológico no se hizo pública sino hasta 1940 cuando se iniciaron serios estudios y excavaciones gracias al hallazgo de Tazumal pese a saber de su existencia desde el siglo XIX. La ocupación de este lugar se ubica alrededor del Período Clásico Tardío.
ruinas san andrésA corta distancia de las ruinas mayas de Tazumal, San Andrés se ubica en Santa Ana en El Salvador y conserva cuatro estructuras mayas de buen tamaño.

El sitio arqueológico fue descubierto durante el siglo XIX pero no se realizaron estudios mayores ni excavaciones sino hasta 1940, misma década del comienzo de serios estudios arqueológicos en Tazumal por el norteamericano Stanley Bogss a pocos kilómetros del sitio.







San Andrés es un sitio prehispánico de El Salvador, cuya larga ocupación se inició alrededor del año 900 a. C. como un pueblo agrícola en el valle de Zapotitán del departamento de La Libertad.
Este asentamiento temprano fue desocupado por el año 250 a causa de la enorme erupción de la caldera del Lago de Ilopango, fue nuevamente ocupado en el Siglo V, junto con muchos otros sitios del valle de Zapotitan.
Entre 600 y 900 d. C. San Andrés fue la capital de un señorío maya con supremacía sobre los demás asentamientos del Valle de Zapotitán.
ESTRUCTURAS
El area residencial no ha sido tan estudiada. Las investigaciones y excavaciones en San Andrés se han hecho en el centro político-ceremonial y han revelado que un principio estaba dividida en Plaza Sur (desde donde gobernaban los gobernantes) y la Plaza Norte.
En el año [[600]] la Plaza Sur fue rellenada con adobe (dejando un túnel que conducía a la plaza original) construyendo la [[Acrópolis]] en donde se encuentran las estructuras ceremoniales y políticas, en los extremos sur y oriente de la acrópolis se encuentran las piramides o estructuras:
1 (la pirámide principal), 2, 3 y 4; en los extremos norte y poniente se encuentran una serie de cuartos en donde vivían los gobernantes (los ultimos palacios de San Andrés) de los cuales 2 han sido reconstruidos; al sur de la acrópolis de encuentra la estructura 7 otra estructura ceremonial.
En la Plaza Norte o Gran Plaza se encuentra la pirámide o estructura 5 (llamada la Campana de San Andrés) la cual esta unida con la acrópolis atravez de la estructura 6 (estructura que tiene forma de L) alrededor de la estructura 5 están las estructuras donde se llevaba el comercio.
Comercio, abandono y descubrimiento
La arqueología demuestra que San Andrés tuvo fuertes contactos con Copán y Teotihuacan, y que recibió bienes comerciados desde lugares tan lejanos como los actuales territorios del Petén guatemalteco y Belice.
San Andrés colapsó como centro político hacia finales del siglo IX. La última evidencia de actividad prehispánica en el sitio fue entre los años 900] y 1200 como sitio residencial que consiste en una capa final con fragmentos de incensarios y cerámica pintada con escenas de sacrificio en estilo Mixteca-Puebla, los cuales pertenece a una fase cultural nueva, denominada como Guazapa, relacionada con la ciudad prehispanica de Cihuatán.
Después de la Conquista española, las ruinas de San Andrés se encontraban dentro de una hacienda colonial dedicada a la ganadería y la producción de añil (índigo).
Gracias a la erupción de El Playón en 1658 d. C., se sepultó y conservó casi intacto el obraje de añil de la hacienda. En 1996, el Gobierno de El Salvador inauguró el Parque Arqueológico San Andrés, en donde el visitante puede recorrer pirámides, el obraje y el museo de sitio.




 



Casa Blanca


El Parque Arqueológico de Casa Blanca cuenta con un museo que relata los cambios en el estilo de vida experimentados por la antigua población de estas tierras.

Se ha destacado como centro de estudios arqueológicos y por los talleres que imparte sobre el trabajo con el añil.

El Parque opera de 8:30 a 16:30 de martes a domingo y es de cómodo acceso desde la carretera.

Parque arqueológico, museo y ruinas de Casa Blanca

Su ocupación se calcula en el Período Preclásico y Clásico. Es ahora un Parque y Museo Arqueológico y conserva 6 estructuras en el sitio, 3 de las cuales están excavadas. Además de la riqueza arqueológica maya, Casa Blanca muestra en su museo valiosos objetos históricos de la ocupación española.
casa blancaEl sitio arqueológico Casa Blanca se encuentra en Chalchuapa, en el departamento de Santa Ana en El Salvador.

Su ocupación se da alrededor del Período Preclásico y el Clásico. El nombre *Casa Blanca* lo toma de la hacienda cafetalera que se instaló en el mismo lugar.

Casa Blanca cuenta con 6 estructuras de las cuales solamente tres están excavadas y visibles.

El estilo de las pirámides es muy similar al de
Tazumal y San Andrés, sirios mayas que se encuentran a corta distancia en la zona arqueológica de El Salvador.

Sus construcciones son una mezcla de tierra comprimida con rocas. Su apariencia difiere del estilo clásico de piedra más característico de las ciudades del norte de la Ruta Maya.

La arquitectura es comparable con el estilo encontrado en
Kaminal Juyú en Guatemala, ciudad con la que mantuvo relaciones comerciales realizando intercambios de obsidiana y cerámica.

casa blanca en El SalvadorCasa Blanca como centro de estudios

El Parque Arqueológico de Casa Blanca cuenta con un museo que relata los cambios en el estilo de vida experimentados por la antigua población de estas tierras.

Se ha destacado como centro de estudios arqueológicos y por los talleres que imparte sobre el trabajo con el añil.

El Parque opera de 8:30 a 16:30 de martes a domingo y es de cómodo acceso desde la carretera.

Cómo llegar a Casa Blanca

Desde El Salvador se conduce hacia Chalchuapa y a pocos metros se divisa la entrada en el lado derecho justo al costado de la carretera. Es de fácil acceso y visible alrededor del casco urbano.

Es de sumaproximidad con la frontera de Guatemala. Para llegar desde este país vecino, se conduce por la Carretera Al Salvador tomando la CA8 y frontera Las Chinamas. Desde aquí se conduce hasta Chalchuapa y justoal alcanzar los alrededores del casco urbano se encontrará la señalización que marca el ingreso a la zona arqueológica de El Salvador. 

Este Parque Arqueológico es uno de los nueve que existen en nuestro país y, posee estructuras que proceden del período preclásico (1500 a.c.) hasta el posclásico (hasta el siglo XV).
Durante la ocupación del lugar por culturas mayas, nahuas y pipiles, fue utilizado como sitio ceremonial. Está constituido, según investigaciones, por seis estructuras, una rampa y una plaza.





Teatro de Santa Ana


photo



Teatro de Santa Ana, El Salvador

En el año 1889 se creó la Junta de Fomento de Santa Ana su función era velar por el engrandecimiento y ornato de Santa Ana. La junta de Fomento de Santa Ana inicio el proyecto de creación del Teatro de Santa Ana.
En el año de 1890 se promovió el concurso de los planos del teatro. Los planos ganadores fueron los del Ing. Domingo Call, la construcción del teatro fue ganada por la compañía Sociedad Constructora de Occidente.
La primera piedra de la construcción del teatro fue colocada el 9 de febrero de 1902 durante el gobierno del santaneco Gral. Tomás Regalado. En 1910 se terminó la construcción del teatro, desde ese año hasta 1933 el Teatro de Santa Ana vivió su época de gloria, debido a la riqueza que produjo el cultivo del café.
El Teatro de Santa Ana, fue construído a un monto de cien mil pesos, suma recaudada por el impuesto de o.13 centavos de peso por quintal de café, exclusivamente para este fín. Es por eso que sus siglas TSA no incluyen la N de nacional, por haber sido esta una iniciativa ciudadana voluntaria en esa época.
En 1933 el teatro fue entregado al Circuito de Teatros Nacionales, la cual la uso como Cine, hasta 1979 cuando fue entregado al Ministerio de Educación. En 1982 fue declarado Monumento nacional. La restauración del teatro empezó en 1987.
En el 2007 cumplieron 20 años de estar llevando a cabo la restauración del Teatro y en el 2010 a 100 años de fundación del mismo, esperan haber concluido la obra. Para este magno evento se espera la asistencia de la comunidad diplomática en pleno, para agradecerles su apoyo como cooperantes y por haber elegido este bello escenario para compatir con los salvadoreños la riqueza cultural de sus países.







Catedral de Santa Ana



El 21 de enero de 1906 comenzó la construcción de la iglesia parroquial de Santa Ana y el 11 de febrero de 1913 se consagró como Catedral de la Nueva Diócesis, donde fue nombrado obispo monseñor Santiago Ricardo Vilanova.
Luego, bajo la dirección de monseñor Benjamín Barrera y Reyes, se construyeron las dos cúpulas internas y se revistieron las columnas con un estilo gótico, que consistía en hacer figuras y trazos con detalles religiosos. Monseñor Benjamín Barrera mandó a construir el altar mayor de mármol, que es el trono de la imagen de Nuestra Señora de Santa Ana y que fue consagrado el 24 de febrero de 1959.
En su interior el templo cuenta con 28 imágenes, cuatro confesionarios, 118 bancas y 51 lámparas. Su forma completa es de una cruz latina.
Tiene tres naves que juntas forman una cruz. La nave central tiene 22 metros de largo por 22 metros de largo, y las laterales miden 12 metros de largo por ocho de ancho. En la torre norte hay tres campanas manuales, y la gran campana Ana, consagrada en julio de 1949. En la torre sur hay un juego de tres campanas (traídas de Holanda) que son accionadas electrónicamente.






La ruta Arqueológica por Claudia García 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada